Nación y Ciudad se reúnen hoy para empezar a discutir el traspaso del control de los colectivos

0
2

Las 32 líneas de colectivos con origen y destino en la Ciudad de Buenos Aires recibieron el año pasado 14 mil millones de pesos del Estado nacional en concepto de subsidios.

Nación y Ciudad se reúnen hoy para empezar a discutir el traspaso del control de los colectivos

El Ministerio de Transporte de la Nación y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires mantendrán este jueves la primera reunión para discutir el futuro de la administración de 32 líneas de colectivos con origen y destino dentro del distrito, lo que incluye la fijación de tarifas y las eventuales asignaciones de subsidios, en la actualidad a cargo del Estado nacional.

El encuentro fue confirmado por la subsecretaria de Planificación y Coordinación del Ministerio, Micaela Morán, quien puntualizó que el Gobierno busca un trato «igualitario» y «federal», en consonancia con lo que reclaman «otras jurisdicciones, tanto oficialistas como opositoras».

Morán recordó que la ley 26.740, que transfirió a la Ciudad la competencia y fiscalización del transporte de subtes y colectivos dentro de sus límites geográficos, «tiene diez años» y a pesar de ello sigue siendo la Nación la que regula todas las líneas de colectivos en el distrito.

En la ciudad de Buenos Aires circulan 135 líneas de autotransporte de pasajeros, de las que 103 son interjurisdiccionales (con recorridos que incluyen partidos del conurbano bonaerense), en tanto las 32 restantes tienen origen y destino dentro de su territorio.

Esas 32 líneas son la 4, 5, 6, 7, 12, 23, 25, 26, 34, 39, 42, 44, 47, 50, 61, 62, 64, 65, 68, 76, 84, 90, 99, 102, 106, 107, 108, 109, 115, 118, 132 y 151.

Los subsidios que el Estado nacional destina para las tarifas de esas 32 líneas representan aproximadamente 14.000 de pesos millones anuales.

Si bien desde Transporte se puntualizó que el eje de la discusión pasa por la competencia de cada jurisdicción, más allá de la cuestión tarifaria y los consiguientes subsidios, en el Gobierno porteño se aseguró que lo que se pretende es un aumento del valor del pasaje y que sea la administración de Horacio Rodríguez Larreta la que se haga cargo del costo político de la decisión.

En la actualidad, el boleto mínimo de colectivo en la Ciudad es de 18 pesos, un monto notoriamente inferior al vigente en el resto del país, donde hay tarifas que llegan a triplicar ese valor.

Morán reiteró los conceptos expresados oportunamente por el ministro Alexis Guerrera y el secretario Diego Giuliano y remarcó que «va a ser una decisión de la Ciudad aumentar las tarifas o mantenerlas en un monto razonable».

Al respecto, puso de relieve que la provincia de Buenos Aires aporta el 91% de los subsidios a las tarifas de colectivos, pero insistió en que la competencia excede la cuestión tarifaria y abarca otras clases de controles.

«El Ministerio no puede decidir por dónde van las líneas de colectivo de la ciudad ni dónde tienen que estar las paradas», ejemplificó la funcionaria.

En el marco de ese debate, un informe de la consultora Politikon Chaco precisó que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), integrada por la ciudad autónoma y los partidos del conurbano, percibió en 2021 más de 96.215 millones de pesos en concepto de subsidios al transporte público de pasajeros.

Ese monto representa el 77,9% del total y más que triplica los recursos que se giraron a todo el resto del país en el mismo período.

La diferencia es aún mayor si se toma la asignación de recursos per capita por región, ya que el AMBA recibió 6.599,7 pesos contra un promedio nacional de 2.695 pesos.

Sin embargo, ese promedio está influenciado por las transferencias a CABA y el conurbano, al punto que si se las excluyera del cálculo «en ninguna otra región la medición per cápita supera los 1.200 pesos por persona», remarcó la entidad dirigida por Alejandro Pegoraro.

Es decir, la relación entre lo que recibe el AMBA por habitante y el resto del país es de más de 5 a 1 y se amplía a 10 a 1 si la comparación se hace con el NEA ($674,7 por habitante) y la Patagonia ($612,6), según el análisis de la entidad en base a información del Ministerio de Transporte.

Con datos provisorios de diciembre, en 2021, se distribuyeron 123.482,2 millones de pesos en subsidios al transporte público de pasajeros en todo el país.

«Sin embargo, tal y como se está debatiendo en la actualidad, existe una alta concentración de esos recursos solo en el AMBA, jurisdicción que concentró el 77,9% de ese total durante el año, equivalente a la suma de 96.215,2 millones de pesos», indicó Politikon Chaco.

En consecuencia, al resto del país (incluyendo el interior de Buenos Aires), «se destinaron solo 27.266,9 millones de pesos», completó.

Detrás del 77,9% de subsidios girados al área metropolitana se ubicó Córdoba, con solamente el 3,8% en el segundo lugar ($ 4.715 millones, veinte veces menos que el AMBA).

Luego estuvieron Santa Fe (3,2%), Mendoza (2,2%), Tucumán (2%) y el resto de la provincia de Buenos Aires (1,6%).

Con el 1,1% cada una figuraron Salta, Jujuy y San Juan, seguidas por Misiones con el 1%, Entre Ríos (0,8%), Corrientes y Santiago del Estero (0,6% en cada caso).

Con el 0,5% se anotaron Chaco y Neuquén, seguidas por Chubut (0,4%), Río Negro, San Luis y Catamarca (0,3% cada una), La Rioja y La Pampa (0,1%), en tanto Tierra del Fuego y Santa Cruz prácticamente no tuvieron subsidios.

Déjanos tu comentario