Más de la mitad de los residentes del AMBA perdió un familiar o amigo por el coronavirus

0
1

El 55% de los entrevistados le tiene miedo a la variante Delta y el 48% cree que la vida como en la prepandemia llegará en un año.

Más de la mitad de los residentes del AMBA perdió un familiar o amigo por el coronavirus

Una encuesta relevó la percepción sobre la pandemia de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Contestaron 400 mayores de 16 años residentes y el 52,7% detalló que perdió un familiar o amigo por COVID-19.

El Programa de Estudios de Opinión Pública (PEOP) de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) indagó a 400 personas mayores de 16 años residentes en el AMBA y el 52,7% dijo que perdió un familiar o amigo debido al COVID-19 en este año y medio de pandemia, mientras que el 47,3% contestó que no.

De los encuestados, el 93,1% dijo estar vacunado y sólo el 6,9% de los que respondieron no lo hicieron. De esa gran mayoría que dijo que sí, el 71,7% aseguró haberse dado una dosis y el resto dos.

En cuanto a la combinación de vacunas para completar esquemas que comenzó hace muy pocos días, el 53% opinó que está bien y es una chance estudiada, pero el 47% manifestó que no se inocularía de distintas marcas.

Respecto del temor por la variante Delta, el 55,1% dijo que el tema le da entre mucho y bastante miedo, mientras que el 35,9% dijo poco y nada. Los demás no supieron qué responder.

Consultados sobre cuándo volveríamos a tener una vida similar a la prepandemia, el 48,3% contestó que en un año. Las respuestas que la secundaron fueron entre 6 y 7 meses (18,9%), 3 meses (11,6%) y entre 3 y 5 meses (11,4%). Hubo un porcentaje de indecisos del 9,9% en esta respuesta.

En cuanto qué fue lo que más le afectó durante la pandemia, el 41,5% dijo que tuvo «problemas económicos». Un 32,4% estuvo más afectado por no poder ver a sus seres queridos, mientras que el 10,1% dijo que lo que más sufrió fue «el encierro» en su hogar. Los otros ítems fueron el miedo a la enfermedad (7,5%), problemas con el estudio de sus hijos (5,6%) y que sufieron recortes en las horas laborales (2,9%).

La pandemia también cambió la manera de relacionarse y las costumbres tan argentinas a las que son difíciles decirles que no. La costumbre más señalada fue con el 29,5% de las respuestas fue que ya «no saluda con un beso». La siguieron las reuniones familiares (16,9%), tomar mate (14,3%), ir a lugares cerrados como shoppings (9,3%), irse de vacaciones (7,3%); ir a la casa de un amigo (6,9%) y salir a comer afuera (6,8%).

Déjanos tu comentario