La reflexión de Karina Gao después de tener coronavirus: “La vida me dio una patada”

0
3

Si bien se encuentra en su casa recuperándose y transita la semana 31 de su embarazo, relató que la enfermedad le dejó una enseñanza.

La influencer espera su tercer hijo.

Semanas atrás, Karina Gao tuvo coronavirus y fue inducida a un coma farmacológico. La influencer, que está embarazada de su tercer hijo, atravesó un difícil momento de salud y gracias a los médicos y al apoyo de su familia, logro salir adelante.

Mientras se recupera en su casa antes de volver a incorporarse al trabajo, la cocinera de Flor de equipo (Telefe) escribió un texto en sus redes sociales donde recordó lo que fue su llegada a la Argentina junto a sus padres hace casi tres décadas y como, haber transitado la enfermedad recientemente, le enseñó a valorar más las cosas.

“Cuando recién llegué a la Argentina, durante los primeros meses mi papá arrancó trabajando de albañil, electricista y de cualquier changa que conseguía. Hasta que un día consiguió un trabajo fijo como repositor en el supermercado de un señor de la comunidad”, expresó la cocinera en su cuenta de Instagram.

Luego, relató: “Un día para su sorpresa, le llevó un pedido a una señora mayor hasta su casa y ella le dio $1 de propina. En ese momento, año 1993, eso era 3 veces el boleto del colectivo, podías comprar 3 kilos de papas blancas (5 kg de papas negras) y muchas, muchas cosas. A la noche llegó a casa, y a escondidas, me dio una bolsa con 5 bombones. Lo hizo a escondidas para que mi mamá no lo retara por no haberlo ahorrado”.⁣

Continuando con la anécdota familiar, la influencer señaló: “Abrí uno con mucho cuidado, lo comí lentamente para poder saborearlo lo más posible y creo que no me comí el envoltorio porque no se podía. Tenía una sonrisa de punta a punta. Era, y creo que lo será cada vez que recuerde, uno de los momentos más felices de mi vida”.⁣

En ese sentido remarcó que cuando fue creciendo y comenzó a trabajar y tener su propio dinero, encontraba la felicidad en cosas materiales como un celular, un viaje o ropa. Entonces, reflexionó: “Uno empieza a perderse en el mundo material y olvida de a un poco esas pequeñas cosas de la vida que te dan felicidad inmensa”.

Ya refiriéndose a lo que le ocurrió en el último tiempo, después de pasar un mes internada por COVID-19, Gao sostuvo: “Por esas cosas del destino la vida me dio una patada, o una llamada de atención, y hoy me hizo sentir nuevamente la simpleza de la felicidad.⁣ Hoy, la felicidad es el despertar de cada mañana,⁣ poder abrazar a mis seres queridos, poder reír, llorar, comer un budín de chocolate sin ahogarme. La felicidad es simplemente respirar”.

Karina Gao está embarazada de 31 semanas.

Déjanos tu comentario