Alberto Fernández descartó cambios en el Gabinete y aseguró que “no hay fisuras” con Cristina Kirchner

0
2

Respaldó a sus funcionarios y sostuvo que “por ahora” no prevé tocar a sus ministros. Qué dijo sobre Guzmán y Pesce.

Alberto Fernández descartó cambios en el Gabinete y adelantó que no tomará distancia de Cristina .

El presidente Alberto Fernández descartó la posibilidad de realizar cambios en su Gabinete y salió a respaldar a sus funcionarios. Además, frente a las recomendaciones de “algún compañero de la CGT” de que tome distancia de Cristina Kirchner, adelantó que no lo va a hacer porque es necesario “estar unidos”.

“Por ahora no tengo previsto cambios en el Gabinete. Creo que ha hecho un trabajo impresionante. La angustia que nos causa la pandemia no nos deja ver lo que hemos hecho”, advirtió el mandatario argentino en una entrevista que le concedió al portal El Cohete a la Luna, de Horacio Verbitsky.

Y agregó: “Gracias a todas las medidas tomadas, evitamos que otro millón y medio de personas hoy estén por debajo de la línea de pobreza”.

En este sentido, el Presidente negó la existencia de roces o divergencias entre el ministro de Economía Martín Guzmán, y el titular del Banco Central Miguel Pesce, en relación a las medidas adoptadas para contener la crisis cambiaria. “No hubo posiciones divergentes sino debates, nos oímos, tomamos una decisión y la cumplimos. El que tiene la última palabra sobre la decisión a tomar es el ministro de Economía. Tiene que haber una cabeza que defina y es quien tiene la capacidad de definir la macroeconomía”, señaló.

Este punto tiene que ver con la decisión del Presidente de implementar el supercepo, con el cual el BCRA mediante una batería de medidas profundizó las restricciones cambiarias. Ya que, en aquel momento, Pesce comunicó que no iba a devaluar e insistió en que no se podía esperar más, como proponía el ministro Martín Guzmán. Finalmente, el Jefe de Estado decidió un mix entre las propuestas diseñadas por el Palacio de Hacienda y el Banco Central. Por eso, se habló de que el titular de la autoridad monetaria le había ganado la pulseada al ministro de Economía.

Fernández también se refirió al “acto virtual” que prepara la Confederación General del Trabajo (CGT) por el Día de la Lealtad, para el próximo 17 de octubre, y adelantó que no tomará “distancia” de la vicepresidenta Cristina Kirchner, como le sugieren referentes de la central obrera. “Si alguien está pensando hacer un acto para que yo tome distancia de Cristina, se equivoca, porque no lo voy a hacer. Lo que más necesitamos es estar unidos”, subrayó el Presidente.

En este línea, Fernández remarcó que si desde la central obrera consideran que “la solución es tirar a otro compañero o compañera por la ventana” no cuenten con él, “porque aquí hacemos falta todos”.

El jefe del Estado reveló que el exministro de Economía Roberto Lavagna, líder de Consenso Federal, le recomendó que se mantenga “unido” a la vicepresidenta. “Cree que es muy importante que Cristina y yo estemos muy unidos. Me lo dijo expresamente, con un análisis muy parecido al que estamos haciendo. Roberto sabe cuánto valoro su opinión”, asumió.

Y reveló que Lavagna le advirtió que tomar distancia de Cristina “sería lo peor que le puede pasar al país”. “Eso no quiere decir que Cristina y yo pensemos exactamente igual en todo, pero en lo básico y en el compromiso central no tenemos ninguna fisura”, aseguró.

Venezuela: el apoyo argentino al informe de la ONU
Sin dudas, uno de los temas que más polémica desató en la comunidad regional y en la política nacional fue la postura de la Argentina al apoyar el informe de la ONU sobre violaciones de Derechos Humanos en Venezuela, que derivó en la renuncia de Alicia Castro como embajadora designada en Rusia, sumado a las críticas de Luis D`Elía, Hebe de Bonafini, el Instituto Patria, el Frente Grande y el Partido Comunista, entre otros.

La posición paralela a la del canciller Felipe Solá, avalada por el Presidente, liderada por el cristinismo y los intelectuales K, remarcaba que “lo mejor hubiese sido abstenerse en la ONU”, como lo hizo México, porque este tipo de declaraciones “ponen en peligro una posible invasión en Venezuela que no compartimos”.

En relación a este tema, Fernández resaltó que “el problema no fue bien explicado y bien entendido”. Y señaló que cuando asumió el Gobierno, la Argentina era parte del Grupo de Lima. “Nosotros claramente tenemos muchas diferencias con ellos. Tantas que nunca participamos de ninguna reunión y nunca suscribimos ningún documento salido del Grupo”, advirtió.

Frente a esto, remarcó que están viendo cómo “se puede construir una alternativa al Grupo de Lima” y agregó que por eso se sumaron al CELAC, que es presidida actualmente por México.

En relación a la situación en Venezuela, Fernández aseguró que desde su Gobierno están promoviendo una solución. “La solución tiene reglas básicas. Primera regla básica es un problema de los venezolanos. Segunda regla básica, no hay derecho a entrometerse en la vida de los venezolanos. Tercera regla básica, es inadmisible una intervención militar. Cuarta regla, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para favorecer el diálogo y que los venezolanos encuentren una solución”, subrayó.

Consultado respecto a si la quinta regla era el “respeto a los derechos humanos”, Fernández remarcó que esta “es una regla implícita, para todos los lugares del mundo”. Sobre el informe en sí, asumió que le tiene un gran respeto y afecto a Michelle Bachelet, y reconoció: “Fue muy severa sobre algunas cosas que dijo en su primer informe como Alta Comisionada de los Derechos Humanos de ONU. En aquella ocasión hablé con ella y me interioricé de qué se trataba y ella con mucha preocupación me contó qué había visto. La impulsé a que tratemos de involucrar al gobierno de Venezuela en la solución de estos problemas”.

Sobre la legitimidad del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, que no es reconocida por el Grupo de Lima, el Jefe de Estado argentino subrayó que cuando asumió “desconoció a a Guaidó como Presidente”. Y que, para acompañar esta postura, contó que sacó a su representante como diplomática de Venezuela y habilitó a “400 y pico de venezolanos que tenían su prohibición para entrar a la Argentina”.

En este sentido, contó que Bachelet en su segundo informe siguió manifestando su preocupación por los derechos humanos pero agregó que “recibió más colaboración del gobierno de Venezuela”, y recomienda que se establezca una oficina permanente del Alto Comisionado de derechos humanos en Venezuela para seguir adelante con la tarea. “Mientras tanto, nosotros, por invitación de Josep Borrell, el Canciller de la Unión Europea, nos sumamos al grupo de contacto. Y pedimos que México se sume con nosotros y los dos nos sumamos”, subrayó.

“Nosotros planteamos y el grupo cambió de posición y empezó a acompañarnos. Empezó a promover el diálogo, empezó a decir no a la intervención”, resaltó Fernández y reconoció que habló personalmente con sus pares europeos. “Rechazaron la intervención militar y cualquier tipo de intervención en la vida interna de Venezuela y promovieron el diálogo”, remarcó.

Respecto a la posición sobre la existencia de crímenes de lesa humanidad en Venezuela, Fernández explicó que corresponde a la “Comisión nueva, que se crea a instancias del Grupo de Lima”, sin Bachelet. Y aclaró: “El Grupo de Lima pide que también sea tratada la conclusión de esa comisión, que dice lo mismo que la de Bachelet pero le agrega un montón de adjetivos”.

Sobre la postura de la Argentina en la ONU, el Presidente resaltó: “Si vos escuchás el discurso de nuestro embajador, nosotros decimos que vamos a votar siguiendo sólo al grupo de contacto pero dejando en claro que para nosotros debe seguir adelante el trabajo exclusivamente del Alto Comisionado de derechos humanos y debemos colaborar para que éste siga trabajando con el gobierno de Venezuela y pueda instituir una agencia en Venezuela para trabajar en conjunto”.

A su vez, agregó: “Volvimos a repetir que estamos en contra de la intromisión en la vida interna de Venezuela, que no compartimos la idea de que Venezuela deba soportar ningún tipo de intervención militar, que estamos en contra del bloqueo de Venezuela y que debemos ayudar al diálogo para que los venezolanos encuentren una salida. Ese fue nuestro voto”.

Finalmente, aclaró: “Acá se entendió por una ligereza que nosotros habíamos abandonado a Venezuela y la verdad lo que estábamos haciendo es lo que históricamente hicimos. Queremos ayudar a que los venezolanos recuperen la convivencia”.

La entrada Alberto Fernández descartó cambios en el Gabinete y aseguró que “no hay fisuras” con Cristina Kirchner se publicó primero en Norte Obligado.

Déjanos tu comentario